Bombas de vacío para la industria química fina

Los productos de la química fina, empleados como materia prima en los sectores farmacéutico, biofarmacéutico y agroquímico, se diferencian de los productos de la química base por su elevada pureza.

La química fina incluye múltiples procesos de síntesis y purificación, que prevén el empleo de la tecnología del vacío. Entre ello, reacción, secado, destilación y cristalización.
Bombas de vacío para la industria química fina

Bombas de vacío industriales para procesos de reacción

Las reacciones químicas son muy utilizadas en la síntesis de compuestos, donde se requiere el uso del vacío para evitar altas temperaturas, quitar el oxígeno y para los productos secundarios. La presión a la cual se llevan las reacciones normalmente es de aprox. 10/20 mbara. Los reactores al vacío generalmente tienen un volumen comprendido entre 1 m3 y 10 m3. Para estas aplicaciones a menudo es suficiente una bomba de vacío de capacidad nominal comprendida entre 80 y 380 m3/h. En este ámbito, la solución más adecuada es la Saurus939, versión doble etapa, gracias a su resistencia a los solventes corrosivos y su fiabilidad en cualquier ambiente de trabajo.

Algunos ejemplos de aplicación de la bomba de vacío Italvacuum son:
  • compuestos destinados al sector agroquímico, donde Saurus939 se emplea en su versión especial ATEX zona 0 ;
  • aditivos para el mercado de la lubricación, donde la bomba de pistón Saurus939 es la única tecnología aplicable debido a la presencia de solventes agresivos y a la notable cantidad de polvo.

Bombas de vacío industriales para procesos de secado

El secado al vacío se efectúa inmediatamente después de la centrifugación o filtración. Consiste en un proceso mediante el cual se elimina la humedad de una masa sólida, aplicando calor desde el exterior. Esta operación se efectúa al vacío para secar sustancias termo-sensibles a baja temperatura. En el sector de la química fina, el proceso de secado es de tipo discontinuo y se puede efectuar con diferentes tecnologías según el producto.

La bomba de vacío Italvacuum se puede aplicar en el secado de:
  • materias primas para la industria farmacéutica, donde la bomba de pistón Saurus939 se utiliza en la versión doble etapa con compresor root;
  • materias primas para la industria biofarmacéutica, donde la bomba de vacío Saurus939 se emplea generalmente en la versión base de doble etapa.

Bombas de vacío industriales para procesos de destilación

La destilación al vacío es un proceso por medio del cual la presión por encima de una mezcla líquida es reducida por debajo de la tensión de vapor, provocando la evaporación del líquido más volátil. Este proceso se adopta cuando los líquidos que se deben destilar tienen volatilidad baja (Teb > 150°C) o cuando pueden sufrir una transformación química de descomposición a temperaturas cercanas a su punto de ebullición atmosférico. La destilación al vacío también se utiliza para remover impurezas de materiales termo-sensibles, como los aromatizantes. La presión a la cual se efectúan las destilaciones puede variar según los compuestos que se deben separar, desde valores próximos al vacío absoluto hasta 60 mbara. Las columnas de destilación al vacío generalmente tienen un volumen comprendido entre 5 m3 y 20 m3. Para estas aplicaciones, se aconseja acoplar a la bomba de vacío Saurus939 un compresor root para incrementar el caudal nominal y bajar la presión límite.

La bomba de vacío Italvacuum se puede aplicar en algunos ámbitos como la destilación de fragancias y aromatizantes de origen vegetal, destinados al mercado cosmético y a la industria alimentaria.

Bombas de vacío industriales para procesos de cristalización

Bombas de vacio Italvacuum
Es un proceso mediante el cual se obtiene un compuesto sólido por precipitación al vacío a partir de una solución. La cristalización se adopta en los casos donde se requieren temperaturas extremadamente bajas, obtenidas mediante presiones absolutas muy extremas y para aquellas aplicaciones que involucran cantidades de material relativamente bajas y de alto valor agregado. De hecho, la operación generalmente es de tipo discontinuo. Los ciclos de cristalización duran entre 2 y 8 horas. La presión a la cual se efectúan las cristalizaciones puede variar desde valores próximos al vacío absoluto hasta 30 mbar. Los reactores al vacío generalmente tienen un volumen comprendido entre 1 m3 y 4 m3. Para estas aplicaciones a menudo es indispensable utilizar la bomba de vacío Saurus939 junto con el compresor root.

Gracias al vacío no contaminado y a la recuperación continua de los solventes extraídos, la bomba de vacío Italvacuum permite preservar la pureza del producto final.